Arte, revancha y propaganda. La instrumentalización franquista del patrimonio durante la Segunda Guerra Mundial
 
Autor: Arturo Colorado Castellary
Col: Grandes Temas
Edición: Cátedra
Caract: Año 2018, 512 p, il, 16,5 x 24 cms.
ISBN: 978-84-376-3790-7
     
 
Entre las novedades de la editorial Cátedra se encuentra la obra Arte, revancha y propaganda. La instrumentalización franquista del patrimonio durante la Segunda Guerra Mundial, del catedrático Arturo Colorado. Incluido en la colección Grandes Temas, en sus páginas se detalla el uso que hizo el franquismo con el patrimonio artístico.

Tras la gran exposición en Ginebra de los fondos del Museo del Prado evacuados el Gobierno republicano durante la Guerra Civil, las obras volvieron a España amenazadas, en esta ocasión, por el inicio de la Segunda Guerra Mundial, hechos narrados magníficamente en el libro de Arturo Colorado, "Éxodo y exilio del arte. La odisea del Museo del Prado durante la Guerra Civil".

Pero en la inmediata posguerra, en su campaña antirrepublicana, el franquismo pivotó sus mensajes sobre dos comparaciones históricas, la del robo de los "rojos" con el saqueo napoleónico y la de la "nueva España" con la vuelta a las glorias del imperio. Era el irredentismo patrimonial, de "rescate de las obras robadas" durante la guerra o de reparaciones revanchistas de viejas deudas del enemigo francés, ahora vencido por los amigos nazis. La acusación franquista del saqueo del patrimonio tuvo su continuación en la búsqueda de obras de arte, salidas unas por vía oficial hacia Suiza o Francia, por decisión del Gobierno de la República o de los Gobiernos de Cataluña y del País Vasco, y otras por vía del robo. El "rescate" franquista no diferenciaba entre una u otra salida, pero como bien sabían los responsables, las facilidades para cado caso eran muy diferentes. Las primeras fueron prácticamente entregadas por los republicanos, comunicando dónde se encontraban; las segundas, sin embargo, dependían de las detenciones de la policía francesa, de la colaboración de la Gestapo o de las denuncias llegadas a la Embajada.

Este es el contexto, en plena Segunda Guerra Mundial, para entender otras muchas acciones de estos años, como la infructuosa búsqueda de obras por todo el mundo, las recepciones multitudinarias de obras religiosas llegadas del extranjero como el Cristo de Medinaceli o la Virgen de Covadonga, los regalos para los amigos nazis y fascistas, el intercambio franco-español de 1941 (que se presentó ante la opinión pública como una restitución francesa de obras saqueadas), la persecución e incautación de los bienes de los refugiados republicanos, la colaboración con el expolio nazi, la negativa del franquismo de recuperación de las piezas salidas en el yate Vita hacia México a cambio de una amnistía para los exiliados, la absurda búsqueda por toda Europa de las obras “perdidas” del duque de alba y, al final de esta historia, la insólita propuesta franquista de evacuación del Louvre a España, como intento desesperado pro congraciarse con los vencedores de la conflagración mundial y hacerse perdonar viejas tentaciones nazis. En última instancia, la instrumentalización del patrimonio por parte del franquismo, que actuaba sobre el mismo como en finca privada y lo utilizaba como arma propagandística.

Entre todos estos asuntos, también se encuentran los relacionados con Aragón, como los relativos a diversas obras de Goya o la intentona de recuperar el zaragozano Patio de la Infanta a cambio de regalos a los alemanes.
 


Dirección General de Cultura. Centro del Libro y la Cultura de Aragón .
Edificio Ranillas. Avda. Ranillas 5 D 50071  (ZARAGOZA)
Tel. 976 714 934 – Fax 976 71 48 08
Política de Cookies - Privacidad - Aviso Legal - centrodellibro@aragon.es